Comparte

Karla Méndez
Xalapa, Ver.-

Debido a la contingencia por el COVID-19, se deberá fortalecer la caridad, luego de que habrá muchas personas que sufrirán con mayor impacto la crisis al vivir día a día.

Así lo consideró el vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, quien destacó que no solo se enfrenta una crisis sanitaria, si no también económica, por lo que es necesario que la sociedad aprenda a compartir con los más vulnerables y más necesitados.

En ese sentido, Suazo Reyes informó que Cáritas, en su nivel Diocesano y parroquia continuarán dando servicios fundamentales a las personas más necesitadas.

“Ofreciendo una despensa a las personas más pobres, abriendo su farmacia para que los medicamentos que tengamos a nuestra disposición los pongamos al servicio de la comunidad que lo necesita, porque hay muchas personas indigentes”.

Finalmentr, el vocero católico en Xalapa señaló que es necesario que se atienda el llamado de quedarse en casa y aprovechar para vivir la fe en familia, es decir, orar juntos, escuchar la palabra de Dios y escuchar en familia las celebraciones que se trasmiten en la red.

Comparte