Comparte

Córdoba. Alrededor de las 20 horas de este domingo arribó al comedor “La Esperanza del Migrante”, ubicado en la congregación La Patrona, la caravana de madres centroamericanas que marchan en busca de sus hijos desaparecidos en México.

La Patrona, es una comunidad que desde 1995, un grupo de mujeres proporcionan alimento y bebida a los migrantes que viajan por México rumbo a Estados Unidos montados en el tren carguero conocido como La Bestia.

Las madres, pasarán la noche en dicho punto y partirán mañana al mediodía continuar su viaje rumbo a Orizaba, y compartirán testimonios con el grupo de ayuda humanitaria Las Patronas.

Integrantes del Movimiento Migrante Mesoamericano denunciaron las agresiones que han sufrido por parte del gobierno mexicano y solicitaron a las Naciones Unidas su intervención.

A su hora de llegada no hubo ninguna autoridad que las recibiera, sólo las Patronas, quienes diariamente alimentan a los centroamericanos que cruzan por esta zona.

Comparte