Comparte

Información:Mizael Hernández

Cardel, Ver.

Pese a los constantes accidentes ocurridos en carreteras de la zona de Cardel, donde continúamente queda involucrado un camión cañero, hasta el momento nadie intenta poner un freno en los cientos de vehículos cañeros que circulan en esta región, la justificación, – transportar caña a los ingenios- no implica poner en riesgo la vida, señalan pobladores en las comunidades de Ursulo Galvan, Cempoala y La Gloria.

Aseguran que existe desde hace 5 años, un acuerdo con Policía Federal, considerando que las carreteras 180 y 140, es donde más unidades de transporte con caña que transitan durante las zafras, se acordó que todo camion cañero, llevará un reflejante y una torreta con alumbrado en la parte posterior de la unidad, día y noche, solo unas unidades las tienen, la mayoría no.

Son muchos camiones los que rebasan el limite de carga e impide ver la torreta.

El puente «San Carlos» en la carretera 180, que cruza el río Actopan, en zafra se convierte en un hacinamiento de caña, levantaron un metro los apoyos transversales, de 4.20 a 5.20 metros, la carga sigue cayendo, y el puente es una acumulación de caña.

Es obligatorio que todos los camiones deben llevar 3 bandas para sujetar la carga, no todos las llevan.

El último accidente donde estuvo implicado un carro cañero fue la noche de este miércoles en la carretera 180, entre la desviación a Cempoala y El Limóncito.

En ese lugar colisiono  un carro cargado de caña del ingenio La Gloria, con un trailer que transportaba huevo.

Comparte