Comparte

El llamado ‘Violador de Periférico’ es un sujeto que ha atacado sexualmente a mujeres al menos en 26 ocasiones en la Ciudad de México, sin embargo, hasta ahora no ha podido ser atrapado.

Ayer se reveló que el sujeto escapó corriendo de agentes de la Policía de Investigación (PDI), enseguida abordó un autobús del transporte público y en él se dirigió a buscar otra víctima para agredirla.

En septiembre pasado, un grupo de agentes de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad (FGJCDMX) tuvo la oportunidad de atraparlo en calles de la alcaldía Benito Juárez. Sin embargo, se les escapó.

Tras perderle la pista, los investigadores acudieron al C5 de la ciudad para analizar las cámaras que pudieron captar lo sucedido. Así reconstruyeron su ruta de fuga.

Luego de huir a pie, se dirigió a la Avenida Patriotismo y en el cruce con la calle 17, esperó un camión de transporte público.

A las 20:08 horas, circulaba cerca el camión con número 54 y matrícula 651-299 con dirección a la Calle 1.

Tres minutos después, el violador ya estaba a bordo de la unidad. Una cámara al interior del camión lo captó justo en el momento en que estaba depositando las monedas como pago de su pasaje. Su rostro no es del todo claro, pero si logra apreciarse.

La imagen forma parte de una serie de fotografías y videos que tienen las autoridades para tratar de dar con este sujeto.

Tras hacer el pago del pasaje, se dirigió a la parte trasera de la unidad, sin sentarse.

A las 20:12 bajó del camión, lo hizo justo en la Avenida Patriotismo y Calle 1. Aunque la cámara al interior del autobús lo volvió a captar, su imagen era poco clara.

Tras bajar se fue caminando hacia la zona de Parque Delta. Ahí estuvo tratando de hallar a otra víctima. Aunque esa noche no la halló, tiempo después si lo hizo.

Desde el día en que se les escapó a los agentes que dirigía el comandante Juan Carlos Almaraz, el sujeto violó cuando menos a otras tres mujeres. Hasta ahora continúa libre y operando.

El atacante se acerca a mujeres solitarias, las amenaza con algún objeto y les dice que necesita de si ayuda porque lo está siguiendo la policía.

Una vez que las aborda, las abraza como si se tratara de algún amigo las lleva a parques, jardines o debajo de puentes peatonales donde las ataca sexualmente.

Comparte