Comparte

Miles de empleados de la ciudad de Nueva York, en su mayoría bomberos, desfilaron por el puente de Brooklyn contra la obligación de inmunizarse contra el Covid-19 anunciada la semana pasada por la alcaldía.

‘¿Acaso le preguntamos si está vacunado cuando usted llama a la emergencia?’, ‘Necesarios ayer, desempleados hoy’, rezaban algunas pancartas en medio de una multitud compuesta en su mayoría por hombres.

Los manifestantes rechazan a quienes representan para ellos ‘el fin de las libertades’: el presidente estadounidense, Joe Biden, y el alcalde demócrata de Nueva York, Bill de Blasio.

Todos los empleados de la ciudad fueron invitados a manifestarse desde el puente de Brooklyn hasta el City Hall, pero los bomberos -dos quintas partes de los cuales no se han vacunado- eran los más numerosos.

Los combatientes del fuego eran reconocibles por las camisetas de sus cuarteles, algunas de las cuales ponían los nombres de los colegas muertos en los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Según el departamento de bomberos de Nueva York (FDNY), 60% de sus empleados estaban vacunados hasta el lunes (unos 17 mil), muy por debajo del promedio de los adultos de la ciudad (84%).

Comparte