Comparte

Fue beatificada la  monja colombiana María Berenice Duque Hencker, que dedicó su vida a servir a los pobres, a los niños y a las mujeres.

Eso  se llevó a cabo en  una misa solemne  realizada  este sábado en la Catedral Metropolitana de Medellín  oficiada por el cardenal Marcello Semeraro, prefecto para la Congregación de las Causas de los Santos.

El milagro que se le atribuye y que permitió su beatificación fue la cura del joven Sebastián Vásquez, quien desde niño sufría una enfermedad huérfana, llamada pandisautonomía idiopática, por la que estuvo nueve años en silla de ruedas y con alimentación a través de una sonda.

La monja, cuyo nombre de pila era Ana Julia Duque Hencker, nació en Salamina, en el departamento de Caldas, el 14 de agosto de 1898 y murió a los 95 años, el 25 de julio de 1993, en Medellín, donde hizo la mayor parte de su obra.

 

 

Comparte