Comparte

El n√ļmero de ejecuciones¬†en el¬†mundo¬†registr√≥ en¬†2018¬†su¬†cifra m√°s baja¬†de la¬†√ļltima d√©cada,¬†con¬†al menos 690 ejecuciones¬†repartidas en¬†20 pa√≠ses, frente a las¬†993 contabilizadas en 2017, lo que significa ‚Äčunareducci√≥n del 31 por ciento¬†con respecto al¬†a√Īo anterior, destac√≥¬†Amnist√≠a Internacional (AI)¬†en su¬†informe¬†anual sobre¬†pena de muerte.

La organizaci√≥n observ√≥ una¬†disminuci√≥n significativa, especialmente en los pa√≠ses¬†donde se¬†ejecutaban a m√°s personas¬†en los¬†√ļltimos a√Īos: ¬ęEstamos hablando de¬†Ir√°n,¬†Pakist√°n¬†e¬†Irak, por ejemplo¬Ľ.

El informe no incluye las ejecuciones en China, cuyas cifras siguen clasificadas como secreto de Estado, aunque AI estima que fueron miles.

A pesar de no publicar sus datos oficiales, China es considerada como la principal ejecutora del mundo.

Ir√°n encabeza la lista de naciones con el mayor n√ļmero de ejecuciones por pena de muerte con 253, sin embargo, el pa√≠s persa ha reducido un 50 por ciento.

Le siguen Arabia Saudita (149), Vietnam (al menos 85) e Irak (al menos 52).

Pakistán registra el mayor descenso: sus ejecuciones pasaron de 60 en 2017 a 14 (como mínimo) en 2018, lo que supone una reducción del 77 por ciento.

Comparte