Comparte

Australia reconoció este sábado oficialmente Jerusalén como capital de Israel, sin embargo, no trasladará su Embajada de forma inmediata, anunció el primer ministro australiano, Scott Morrison.

«Australia ahora reconoce a Jerusalén occidental, siendo la sede de la Knesset (parlamento) y muchas de las instituciones de gobierno, como la capital de Israel», acotó Morrison, además, meses atrás afirmó que estaba dispuesto a trasladar la embajada australiana desde Tel Aviv a Jerusalén.

El inesperado anuncio de Morrison, en octubre, fue visto cínicamente debido a que ocurrió días antes de una elección parcial crucial con un electorado de fuerte representación judía, elección que perdió su partido.

Comparte