Comparte

En Francia ocurrió un nuevo atentado terrorista, protagonizado por un joven de 18 años que decapitó a su profesor de secundaria.

El atentado ocurrió debido a que el profesor mostró una caricatura de Mahoma a sus alumnos durante una clase sobre libertad de expresión, por lo que a las 17:00 horas, el atacante decapitó a la víctima cerca del instituto donde laboraba, en plena calle y mientras gritaba: “Alá es grande”, según testigos presentes.

El atacante sería un joven de 18 años de origen checheno, según varios medios franceses, puesto que no se ha divulgado públicamente su identidad.

Fue detenido en Eragny, al acercarse amenazantemente con un cuchillo a agentes de la policía, por lo que estos le dispararon causándole la muerte inmediatamente.

La Fiscalía Nacional Antiterrorista se hizo cargo inmediatamente del caso y abrió una investigación por un atentado ocurrido a 30 kilómetros de París.

Al respecto, cuatro personas, incluido un menor, fueron detenidas tras el ataque, todos familiares del agresor, informó a la AFP una fuente judicial.

El presidente Emmanuel Macron se trasladó a Conflans-Sainte-Honorine, donde trabajaba la víctima, para reunirse con sus compañeros y dar su respaldo.

El presidente francés declaró el asesinato como un atentado terrorista islamista y lo determinó como un ataque a los valores democráticos y laicos de la nación.

Los terroristas “no pasarán y el oscurantismo religioso no ganará”, sentenció.

 

Comparte