Comparte

Durango

El arzobispo Faustino Armendáriz Jiménez resultó positivo a COVID-19, por lo que tomó la determinación de ponerse en cuarentena.

La Arquidiócesis de Durango, a través de un comunicado dio a conocer lo anterior, en donde detalla la suspensión de algunas actividades programadas para octubre.

«En esta ocasión me dirijo a ustedes con profundo pesar, pero con la confianza puesta en el señor para comunicarles que me he realizado la prueba clínica para la detección de Covi-19 la cual ha arrojado un resultado positivo. Por tal motivo, inmediatamente he tomado la decisión de ponerme en cuarentena”.

La celebración eucarística de imposición de Palio Arzobispal, programada para el lunes 12 de octubre, será pospuesta al igual que el resto de las actividades que se tenían proyectadas para los próximos días.

Las nuevas fechas serán informadas a su debido tiempo.

Comparte