Comparte

Ayer viernes el gobierno de Argentina anunció que limitará a 600 el número de ciudadanos y residentes que pueden ingresar diariamente al país mientras siguen cerradas sus fronteras al turismo internacional, para aumentar el control sanitario e impedir el ingreso de la variante ‘Delta’ de coronavirus. De esta forma, Argentina limita acceso al país nuevamente.

El cupo diario, que era de 2 mil pasajeros, queda reducido a 600 personas hasta el próximo 9 de julio, explicó la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Se trata de ‘minimizar el riesgo o retrasar lo más posible el ingreso de la variante Delta que ya está circulando en más de 70 países del mundo’, dijo Vizzotti.

El gobierno prorrogó el estado de emergencia sanitaria vigente hasta el próximo 9 de julio, según el cual rigen restricciones de actividades por regiones según la situación epidemiológica.

Hasta ahora la variante Gamma, identificada por primera vez en Brasil, es la cepa predominante en Argentina. También circulan las variantes Lambda (Andina) y Alpha (Reino Unido), según formes del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciones.

Asimismo, se informó que fueron detectados dos casos de Covid-19 con la variante Delta -registrada por primera vez en India- ambos fueron aislados a su ingreso al país provenientes de Francia.

Comparte