Hay tres casos documentados de reinfección con pruebas de laboratorios.
Comparte

El pasado sábado, Argentina estuvo al borde de cruzar la barrera de los 700 mil casos positivos de COVID-19, luego del aumento de contagios en los últimos meses, primero en Buenos Aires y sus alrededores y luego en otras provincias.

De acuerdo con el informe del Ministerio de Salud, hasta el viernes por la noche había 15 mil 208 fallecimientos a causa de la enfermedad y 691 mil 235 infectados, una cifra que crecerá luego de que la provincia de Buenos Aires anunció un cambio en su sistema de registro de casos.

Luego de casi siete meses de cuarentena para intentar contener la pandemia, el gobierno de la provincia de Buenos Aires, la más rica y poblada del país, anunció el viernes que comenzará a cruzar datos de tres fuentes diferentes y admitió que hay tres mil 523 muertos más que los informados hasta ahora.

Al respecto, el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, dijo que “la cruza de todos estos sistemas nos dan la información en tiempo real, que es de 12.566 fallecidos para las 14:00 horas del día de hoy (1700 GMT). Esto quiere decir entonces que hay un registro que encontramos de 3.523 (fallecidos) que no estaban registrados».

Comparte