Comparte

Este jueves, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó el Plan de Atención a las Instalaciones Estratégicas de Pemex, con el cual busca reducir el robo de hidrocarburos.

Durante su conferencia matutina en Palacio Nacional, el mandatario señaló que se trata de un plan estratégico, ‘necesario, urgente por lo que implica la fuga de dinero público’.

López Obrador dijo que el año pasado, Pemex perdió 60 mil millones de pesos por el robo de combustible y detalló que éste no se podría dar sin la complicidad del gobierno.

Mencionó que el robo de combustible será ya un delito grave por lo que recomendó a los que participan en ello dejar esta actividad. López Obrador detalló que en el plan han intervenido 15 dependencias federales.

 

Comparte