Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que los más de 40 mil desaparecidos en el país son “la herencia más triste y dolorosa” que recibió su administración, por lo que hizo un compromiso para otorgar presupuesto sin límites en la búsqueda de personas no localizadas.

Durante la Reinstalación del Sistema Nacional de Búsqueda, en Palacio Nacional, familiares de víctimas de desaparición reclamaron a gritos que los gobernadores han sido omisos en las investigaciones.

Ante integrantes de su gabinete, gobernadores, representantes de la ONU, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y organizaciones de la sociedad civil, López Obrador insistió en que su administración no utilizará la fuerza para enfrentar los problemas de origen social: “No es la ley del Talión, no va a ser ojo por ojo, diente por diente”.

Comparte