Comparte

Por buenos manejos financieros de la actual administración estatal, la calificadora Fitch & Ratings mejoró la calificación del Estado de Veracruz a ‘BBB-(mex)’ y la perspectiva crediticia la marca como estable,; ajuste fundamentado en un desempeño presupuestal adecuado, respaldado por políticas de gestión y administración acordes con pares de calificación.

También se incorporó la conclusión de un proceso de reestructura de la deuda directa de largo plazo que eliminó los riesgos asociados a cláusulas de vencimiento cruzado y de aceleración de la deuda bancaria anterior, así como la activación de eventos preventivos de los certificados bursátiles fiduciarios (CBF) con que contaba el Estado.

El proceso disminuyó los costos de la carga del servicio de la deuda a través de la obtención de mejores términos y condiciones.

Comparte