Comparte

El Aeropuerto Intercontinental de Querétaro cerró sus puertas desde el primer minuto de este miércoles; medida tomada frente al desabastecimiento de turbosina, combustible utilizado para que funcionen las turbinas de aviones y helicópteros. El aeropuerto permanecerá cerrado hasta las 23:59 del 10 de enero.

Aeropuertos y Servicios Auxiliares reveló que los inventarios de turbosina disponibles en el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro son insuficientes para satisfacer las operaciones, lo anterior derivado de demoras en la entrega de dicho producto por parte del proveedor de combustibles que abastece dicha región.

Comparte