Comparte

La cantidad de personas que solicitaron asistencia pública por desempleo se redujo la semana pasada a 840.000, no obstante, sigue siendo una cifra bastante alta que refleja la continuidad de los despidos, a siete meses del inicio de la pandemia por COVID-19.

El informe del Departamento del Trabajo, demuestra la debilidad de la recuperación económica actual, y aparece dos días después de que el presidente Donald Trump se rehusó a continuar las negociaciones con los demócratas sobre un paquete de ayuda para impulsar la economía, a pesar de que hay millones de personas desempleadas e infinidad de negocios permanecen cerrados.

El informe aclara que el total de personas que aún reciben el seguro por desempleo disminuyó en 1 millón, a 11 millones, esto parece indicar que muchos desempleados están siendo recontratados, pero también significa que algunos ya agotaron las 26 semanas de ayuda regular a nivel estatal y están optando por programas que duran otros tres meses.

Comparte