Comparte

El 26 de septiembre del 2014, 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en Guerrero, desaparecieron tras un enfrentamiento contra policías municipales después de haber abordado camiones para acudir a la marcha del dos de octubre…cuatro años después, sus padres siguen exigiendo verlos con vida.

El 26 de septiembre, 80 estudiantes viajaban en dos autobuses en el norte de Guerrero, con destino a la Ciudad de México para participar en la conmemoración del 2 de octubre de 1968, sin embargo, querían más autobuses para que más alumnos acudieran.

Los estudiantes llegaron a las afueras de Iguala, donde tomaron cinco autobuses donde viajarían a la Ciudad de México; se dividieron y en la calle Galeana, un grupo de policías municipales bloqueó el paso a tres de los camiones e hicieron disparos al aire.

En el enfrentamiento contra policías, estudiantes salieron heridos, uno de ellos sigue en coma.

Más adelante, los otros dos autobuses fueron interceptados y en uno de ellos viajaban los 43 estudiantes que presuntamente fueron secuestrados por el cártel Guerreros Unidos.

Cerca del lugar donde fueron levantados, se encontró el cuerpo sin vida de José Luis Mondragón, el único normalista cuyo cadáver fue entregado a sus familiares.

Comparte