Comparte

72 personas y empresas involucradas en desvíos de recursos federales que se realizaron durante el sexenio de Enrique Peña Nieto en la llamada “Estafa Maestra” deberán devolver mil 88 millones de pesos al erario, afirmó el director jurídico de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Víctor Andrade Martínez.

Entre las 72 personas se encuentran 63 funcionarios y exfuncionarios de la Sedesol, así como dos universidades.

La devolución de los bienes es para reparar los daños que la auditoría detectó en la cuenta pública 2013 en los esquemas de “simulación de servicios” en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), que era dirigida en aquel entonces por Rosario Robles Berlanga.

Aunado a esto la ASF encontró esquemas de desvíos iguales en las cuentas públicas  de 2014, 2015 y 2016, en las gestiones de Robles al frente de la Sedesol.

Ante estos desvíos de recursos, el director jurídico de la ASF, señaló que se llevarán a cabo los mismos procedimientos, “en contra de todos los que resulten responsables por los convenios irregularidades firmados entre dependencias federales y universidades u otros organismos públicos de 2014 a 2016”.

Comparte