Comparte

440 personas, incluidos policías antidisturbios resultaron heridos, luego de que una protesta antigubernamental se volviera violenta.

El Servicio de Emergencia de Bucarest-Ilfov reportó que 65 personas, entre ellas nueve policías antimotines, fueron llevadas al hospital para su atención médica.

Las protestas han sido organizadas por grupos de rumanos que trabajan en el exterior, indignados por lo que dicen es corrupción arraigada, bajos salarios e intentos del gobierno de debilitar al poder judicial en uno de los estados más corruptos de la Unión Europea.

La movilización antigubernamental en Bucarest atrajo a miles de rumanos del extranjero y residentes locales que exigen la renuncia del gobierno del Partido Socialdemócrata por la corrupción y la carestía de la vida.

Comparte