Comparte

Al menos 28 personas murieron, en su mayoría niños, y y otras 80 resultaron heridos por el descarrilamiento de un tren de carga en la ciudad de Kananga, centro de la República Democrática del Congo (RDC), informaron fuentes oficiales.

El descarrilamiento ocurrió en la estación de Lwembe, en el territorio de Mweka, de Bena Leka, a unos 140 kilómetros al norte de Kananga, una de las principales ciudades de la central provincia congoleña, al parecer por el deterioro del tren, aunque las investigaciones están en curso.

Comparte