Comparte

26 personas, entre ellas once niños, murieron durante un ataque de los ejércitos sirio y ruso contra dos poblaciones del sur de Siria controladas por extremistas radicales del grupo Ejército Jaled bin Walid.

El ataque se produjo en las poblaciones de Hit y Tasil, donde hay decenas de personas heridas en estado grave, confirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El bombardeo fue contra zonas controladas por el Ejército Jaled bin Walid, leal al grupo terrorista Estado Islámico.

En las últimas 24 horas se han registrado al menos el lanzamiento de 800 bombas y barriles explosivos, contra las localidades de Hit, Tasil, Saheb al Golan, Al Shayara y algunas otras.

Comparte