Comparte

23 mil j√≥venes estudiantes de nivel medio superior y superior conmemoraron el 50 aniversario de la Marcha del Silencio; al igual que hace 50 a√Īos, estudiantes del Instituto Polit√©cnico Nacional (IPN), y de la Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico (UNAM) juntos denunciaron la violencia en las escuelas.

A ellos se sumaron estudiantes de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN).

El punto de encuentro fue en el Museo de Antropología e Historia y ahí se juntaron todos los contingentes, por eso el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH Azcapotzalco) que encabezó el movimiento se encontraba en la Estela de Luz.

‚ÄúAtr√°s de ellos van los padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, y despu√©s los integrantes del Comit√© del 68‚ÄĚ, indic√≥ una voz femenina que acomodaba los contingentes y ped√≠a guardar silencio.

Integrantes del¬†Comit√© del 68¬†colectivo que exige castigar a los responsables de la matanza del dos de octubre de 1968 – y del ‘halconazo’ se situaron al frente de la movilizaci√≥n.

Los estudiantes no quisieron hablar…se mantuvieron callados desde el inicio de la marcha en el monumento del Bicentenario hasta el antimonumento por la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, frente a la escultura del Caballito.

el silencio estuvo presente en cada estudiante que marchaban con la mirada fija al frente; así avanzó la manifestación, callada, con paso lento, pero sosteniendo pancartas de rechazo a la violencia, por Paseo de la Reforma.

En el √Āngel de la Independencia, organizaciones sociales se integraron a la marcha: Damnificados por el sismo de 2017, Pueblos Unidos contra el Nuevo Aeropuerto, el Sindicato Mexicano de Electricistas.

La Comisi√≥n de Derechos Humanos del Distrito Federal comunic√≥ a trav√©s de su cuenta de Twitter, su acompa√Īamiento a los estudiantes, l√≠deres del movimiento de 1968 y familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

‚ÄúAlerta, alerta‚Ķ por qu√© nos asesinan, si somos la esperanza de Am√©rica Latina‚ÄĚ, as√≠ rompieron los j√≥venes el silencio y durante su avance por avenida Ju√°rez, mediante consignas recordaban a cada una de las preparatorias, CCHs y facultades que se congregaron para reprochar la violencia, el acoso, la falta de atenci√≥n a algunos planteles.

De esta manera, fue que los jóvenes llegaron juntos a la Plaza de la Constitución, donde finalizó la marcha.

La Marcha del Silencio, fue en honor a la misma que se realizó en 1968 por el desalojo de manifestantes en el Zócalo capitalino, durante el gobierno del expresidente Gustavo Díaz Ordaz

Comparte