Comparte

El sismo de magnitud 5.1 que se registró la madrugada de ayer viernes provocó desprendimientos y daños al interior de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México.

De acuerdo con Alfredo Martínez, agente de relaciones públicas de la Catedral, se hallaron fragmentos de material de las cúpulas que se desprendieron debido al movimiento, uno de ellos cayó sobre uno de los asientos del Altar Mayor, mismo que atravesó la vestidura del mismo.

‘En las cúpulas se abrió una grieta, que si bien ya la teníamos previa, con el movimiento de esta madrugada se hizo más grande. La catedral metropolitana sufre estas afectaciones a raíz del sismo de 2017, sin embargo, aunque ya pasamos por una primera etapa de restauración que sellaron las cúpulas de la parte exterior, la catedral sigue sufriendo afectaciones con pequeños movimientos sísmicos’, señaló.

Ante las afectaciones, la Arquidiócesis Primada de México hizo un llamado a las autoridades para apoyar a todas las parroquias que requieren mantenimiento en sus instalaciones.

Por su parte, Alfredo Martínez pidió a los feligreses apoyar a la comunidad, destacando que en los últimos meses se ha registrado muy poca afluencia en la Catedral debido a la pandemia de covid-19, además de los cierres y marchas que se realizan a diario en el Centro Histórico.

Comparte